CONTACT

Pivotar como un profesional

La evolución dinámica del mercado puede convertir desafíos inesperados en oportunidades para adaptarse y prosperar

¿Le resulta familiar este escenario? Después de una reunión anual, varias reuniones de seguimiento, algunas decisiones difíciles y una puesta en marcha a gran escala a principios de año, el reciente informe sobre las perspectivas de los consumidores ha trastocado su planteamiento para obtener los resultados anuales esperados. Estos nuevos datos supondrán un cambio en el gasto de recursos y un replanteamiento de las prioridades de los proyectos del año en curso. A largo plazo, significa que probablemente no incorporará las nuevas capacidades que se anunciaban como la gran área de crecimiento para el futuro. Su estrategia de éxito ha cambiado.

Las mejores prácticas de liderazgo siempre indicarán que los líderes deben tener clara su estrategia. Una estrategia le señala a su equipo la dirección correcta; ayuda a priorizar la asignación de recursos. Una buena estrategia fomenta el compromiso con el duro trabajo que habrá por delante. Una estrategia para alcanzar su visión ayuda a obtener recursos, fomenta la colaboración del equipo; una estrategia clara potencia la productividad.  

Prevalece la comunicación clara

Una vez que se comunican las estrategias establecidas al resto de la organización, a menudo se toman por firmes e inmutables, pero las estrategias tendrán que cambiar según lo exijan las demandas del mercado o la economía. En realidad, cuanto más larga sea la perspectiva estratégica, mayor será la probabilidad de que la estrategia cambie. Es probable que usted, y quizá su equipo, hayan visto venir este cambio potencial desde el principio, o al menos hayan creado un plan de contingencia. Para usted, se trata de una evolución continua de la estrategia. Para otros, los cambios de estrategia son una evolución altamente disruptiva. Como líder, es importante que comunique que las prioridades han cambiado. También debe explicar las razones: cuáles fueron las fuerzas evolutivas que llevaron al cambio de estrategia. Explique también claramente en qué difiere el nuevo enfoque del éxito del anterior: qué partes se mantuvieron, qué partes se han perdido, qué partes se han modificado, qué se ha añadido… Continúe explicando cómo afectará este cambio de estrategia a los individuos, de ser el caso.   

Comparar y contrastar 

Por pequeño o grande que sea el cambio de estrategia, deberá comunicarlo en comparación con la estrategia anterior. De cualquier modo, su equipo se dará cuenta de que las prioridades han cambiado. Algunos lo verán como ambigüedad, falta de decisión o poco sustancial. No puede permitir que esto ocurra, ya que estas actitudes se convierten en un obstáculo que impiden avanzar. Como líder, tómese el tiempo necesario para trasmitir cómo está liderando en el marco de la planificación estratégica. 

Sea transparente

Deje que los demás entren en su mundo para que vean cómo, al mismo tiempo, debe mantenerse firme en sus prioridades estratégicas. Que vean que, como líder, siempre está poniendo a prueba esas estrategias en respuesta a fuerzas del entorno que son mayores que usted. Debe reaccionar a las fuerzas de su liderazgo, a la presión de los compañeros, alinearse con iniciativas y cambios estratégicos más amplios o hacer frente a factores externos. Algunos de ellos son imprevisibles. 

No todo el mundo lo acepta, pero la evolución se produce. Como líder, debe ayudar a los demás a aceptar este hecho, explicar las fuerzas que afectan a la estrategia y guiarla en la medida de lo posible a través de los tiempos cambiantes. 

Escuche, empuje y pivotee

El escenario al que se enfrenta puede parecer abrumador, pero también es una oportunidad para innovar y crecer. Este cambio inesperado de estrategia puede ser un catalizador para la creatividad, que impulsa a su equipo a pensar de forma innovadora y a encontrar nuevas formas de alcanzar el éxito. Aproveche esta oportunidad para explorar territorio desconocido, cuestionar y desafiar el status quo, y descubrir soluciones que podría haber pasado por alto en un contexto más estable. Anime a su equipo a ver este cambio no como un contratiempo, sino como una oportunidad para reforzar su capacidad de adaptación y resiliencia. Juntos pueden convertir este desafío en un triunfo, demostrando que, con la mentalidad adecuada, todo cambio es una oportunidad disfrazada.

RELATED ARTICLES
ONLINE PARTNERS
GLOBAL NEWS